Artículos

 Artículo: Desviaciones .

 

 

Presentamos un caso de una pata muerta con una desviación muy acentuada. En mayor o menor medida los caballos presentan defectos de conformación, que pueden ser agravados como en este caso, si P3 presenta desplazamiento de su posición original y el estuche córneo migra hacia adelante. El aparato músculo-esquelético del caballo se ve sometido a un gran estrés, provocando desequilibrio corporal y dolencias en cualquier parte de su cuerpo.
Los factores de la palma del casco muestran la información precisa, de donde el casco debe de ser recortado para un mejor desarrollo y recuperación del desequilibrio que presenta el casco, y compensar de una manera más adecuada el defecto de conformación ya establecido en la extremidad. En este caso, los factores anatómicos presentes en las barras-cuartas partes-talones, puntos A y B, determinaban que el talón medial presenta una longitud de 4mm más corta que el talón lateral.
Una lectura adecuada de la palma y paredes del casco, nos dan información de la ubicación de P3 y espesor de palma en cualquier punto del área palmar. Esta información la consideramos de suma importancia, sobre todo para caballos que caminen sin ningún tipo de protección podal. Nos permite hacer una valoración previa al recorte y poder actuar en base a la situación en la que se encuentre el casco en ese momento.

 

Imagen 1: Antes de ser recortado. Se puede apreciar la desviación acentuada que presenta la extremidad, conformación ya establecida donde el podólogo-herrador debe de respetar este defecto y recortar en base a la información que muestra la palma. Nuestro objetivo es procurar al casco-caballo mediante el recorte, el confort necesario que demanda en cada momento, para un desarrollo y recuperación, lo más adecuado posible.
La línea azul está situada justo en el centro del casco, donde los factores anatómicos de la ranilla indican. En caso de colocar algún tipo de protección podal, consideramos importante que la colocación de este, se haga en base a estos factores.

 

Imagen 2: Los factores anatómicos de la ranilla indican que la carga o peso del caballo en el casco, esta sobre cargando de más la parte medial.

 

Imagen 3: Antes de ser recortado. Aun siendo un casco, que con un defecto de conformación acentuado del caballo, excesivo crecimiento y la afección de P3, consigue en este caso, compensar los desequilibrios que presenta de una forma muy eficiente. La capacidad de compensación que poseen los cascos de los caballos es majestuosa, lo cual no indica, que en mayor o menor medida que los cascos presentes desequilibrios, independientemente de las causas que los originen, no haya estructuras a nivel de su aparato músculo-esquelético, que paguen un precio alto, a corto, medio o largo plazo.
Las líneas rojas y amarillas representan la relación palanca-apoyo en base al punto más ancho del casco.

 

16939530_633122643549080_360917230226243533_nImagen 4: Después de ser recortado siguiendo las premisas del método “EQUILIBRIUM”.
Los factores de la palma del casco, nos dan una información valiosa de cómo y dónde se encuentran algunas de sus estructuras. El numero 15 indica el espesor en milímetros que posee la palma en el área de hombro a hombro. Los números 8 indican el espesor en milímetros justo en el área que estos se encuentran. La línea azul curva indica donde está ubicada la unión dérmato-epidérmica. La línea azul corta indica donde se ubica la punta de P3.
Cuando desde afuera podemos llegar a evaluar algunas estructuras internas del casco, nuestro trabajo y objetivo, que es proporcionar la mayor comodidad al casco-caballo mediante el recorte, será más efectivo y beneficioso.
Los factores anatómicos de la ranilla se alinean correctamente después del recorte y haber ejercido presión con la mano sobre el talón-bulbo elevado. La relación palanca-apoyo se manifiesta más adecuada. La migración del estuche córneo se restablece favorablemente siguiendo los factores anatómicos de la palma del casco.
No todos los desequilibrios y afecciones se van a solucionar mediante el recorte, pero sí que el caballo podrá llevar de mejor manera su vida y ayudaremos a que sus estructuras puedan reorganizarse más adecuadamente.

 

17191007_633122740215737_2374602673988360094_nImagen 5: La imagen muestra donde se ubica la unión dérmato-epidérmica antes señalada.

 

 

 

 

 

 

 

Imagen 6: La imagen muestra donde se ubica la punta de P3 antes señalada.

16999109_633122750215736_1388776278321664365_n

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Imagen 7 y 8: La imagen muestra el espesor en milímetros en la zona antes 17191364_633122790215732_3761217149898147451_nseñalada.17156328_633122853549059_8230137325849355076_n

Artículo: bases y principios.

 

aquí presentamos un caso, con graves desequilibrios dorso-palmares y rotación e hundimiento de P3, en relación al estuche corneo. La situación en la que se encuentra este casco, es debido a una incorrecta gestión del entorno,  movimiento, alimentación y abandono por parte del propietario, a la hora de gestionar los recortes, haciendo que la mecánica del casco-caballo se vea muy comprometida.  Generando un incorrecto reparto de carga o peso en el casco, y un desorden grave a nivel de todo su aparato músculo-esquelético. Donde músculos, tendones y ligamentos están sufriendo un incorrecto reparto de fuerzas, presentándose unos con excesiva tensión y otros con distensión, teniendo el caballo que compensar como puede, los desequilibrios que se le generan, modificando su postura corporal.

 

La imagen 1 muestra que también existe desequilibrio latero-medial, este se presenta mas pronunciado debido al exceso de crecimiento del casco. Existen acampanamientos en ambas paredes (lateral y medial), se agudiza más en la pared medial como señala la flecha roja.

 

Las flechas negras indican como la pared del casco se rompe, debido al exceso de palanca que presenta el casco, originando a su vez que el reparto de peso y estimulación que reciben las paredes del casco no sea equitativo. Una de las principales causas que hacen que la calidad de las paredes del casco presenten mala calidad.

 

En la imagen 2, se puede observar el grave desequilibrio dorso-palmar que presenta el casco-caballo, y como modificando su postura corporal,  se defiende de la situación en la que se encuentra.

 

La línea negra (zona dorsal), muestra la gran curvatura que presenta desde la lumbre al nudo, provocando una gran desalineación de las falanges y su correspondiente desorden a nivel de su aparato músculo-esquelético.

 

La línea que parte el metacarpo por su mitad, decae en este caso hacia atrás,  no presentando una buena alineación con respecto a sus falanges. Provocando en esta situación que la parte caudal del casco este sometida a mucha presión. Una de las principales formas, como los caballos se defienden de los desequilibrios, es adoptando posturas corporales anómalas, que difieren mucho de lo que dictamina su conformación. Se defienden tanto adelantando o atrasando, hacia un lado u otro los miembros en busca de compensar de la manera más eficiente posible los desequilibrios generados.

 

Las líneas rojas muestran el desorden que presenta su relación palanca-apoyo.

 

Después de ser recortado y en este caso herrado bajo el método de recorte “EQUILIBRIUM”.

 

En la imagen 3, se puede observar como en este caso inmediatamente de realizar el trabajo, el radio y metatarso presentan una alineación más correcta respecto al piso.

Las falanges partidas por su centro articular presentan una alineación más adecuada.

La alineación de la pared dorsal del casco respecto a sus falanges mejora notablemente,  este factor puede demorarse algún tiempo, dado que la posición de P3 respecto al estuche corneo (rotada y hundida), tiene que ir regresando a su posición original (conformación de dicha extremidad).

El restablecimiento de la relación palanca-apoyo es muy significativo como muestran las líneas rojas. En ocasiones se pretende restablecer la relación palanca-apoyo, bien sean caballos descalzos (barefoot) o herrados, retrasando su punto de salida o retrasando la herradura, ingresando en partes del casco  que habría que a ver respetado,  anulando las defensas que presenta el casco-caballo para su buena recuperación o desarrollo. Cuando se realizan estos recortes es porque se desconocen los factores de la palma del casco que contemplamos en este método, no considerando correctamente los puntos “A” y “B” que se manifiestan en cuartas partes-barras-talónes. Los cuales tienen relación directa con la posición que presente P3 en relación al estuche corneo, y son clave para  otorgar el ángulo dorso-palmar adecuado al casco-caballo, que permite que P3 vaya regresando a su posición original y sus tejidos blandos se estimulen más adecuadamente recuperando mejor sus funciones, reacomodándose y posicionándose en medida que el casco-caballo vaya encontrando equilibrio.

Artículo: el ángulo de visión.

 

En nuestra experiencia, intentando comprender la lectura del casco,  en una evolución constante, una de las preguntas que nos surgieron ,  fue, a la hora de analizar los recortes visualmente.. que lado esta más alto, cual más bajo, si raspar un poco un hombro, si quitar talón… dado que dependiendo de que ángulo nosotros analicemos los planos de los recortes, podremos ver planos diferentes, es decir, en un mismo casco y recorte, con tan solo cambiar nuestro ángulo de visión hacia arriba o abajo, a un lado u otro, veremos recortes diferentes a nuestro ojo, puesto que no hemos modificado nada en el recorte. Causa de poder dar en algunos casos una interpretación errónea de nuestro trabajo.

 

La diversidad de diferentes conformaciones, grados y combinaciones de estas,  hacen que a la hora de analizar visualmente nuestros recortes, podamos orientar nuestro ángulo de visión de forma errónea. Las extremidades de los caballos, como ya se conoce, sufren defectos de conformación, en este caso nos referimos a los angulares y rotacionales (izquierdo-estebado, varo-valgo), que hagan que sus extremidades muestren desviaciones y sean el producto de un posible análisis visual erróneo de nuestro trabajo, si en estos instantes no consideramos los factores de la ranilla. Estos factores de la ranilla nos simplifican y permiten darnos una orientación visual, que responde correctamente a la posición en la que el casco debe ser analizado.

 

La imagen 1 (casco antes de ser recortado), muestra algunos factores que se contemplan en el método “EQUILIBRIUM”.

 

Las líneas azules señalan: la superior el ángulo que presenta el casco en la zona de cuartas partes-talón y la inferior donde comienza el bulbo (lado izquierdo imagen).

 

Las líneas negras señalan lo mismo que las azules,  pero en el lado opuesto del casco (lado derecho imagen). Ambas líneas de cada lado, azules y negras, no coinciden en un mismo plano, manifestando que el punto de inflexión vertical del pie,  esta roto o quebrado.

 

Los arcos rojos, dibujan una paralela a como se manifiesta la unión de los bulbos o espiga, esta unión presenta dos curvaturas muy manifiestas,  que se inclinan hacia el lado izquierdo de la imagen, determinando que el peso o carga en el casco, se encuentra mal repartido, sobrecargando ese  mismo lado.

 

La línea amarilla, traza los factores anatómicos de la ranilla que contemplamos en el método, esta deja el ápice al lado izquierdo, fuera de la alineación, indicando que ese lado del casco esta sobrecargado.

 

La imagen 2, muestra el casco ya recortado, se trata de un caso de una pata muerta, por lo tanto no tenemos la carga o peso en el casco que generaría el caballo al pisar. Aunque nos falte la ayuda por parte del caballo, con tan solo hacer moderada fuerza en el bulbo sobre elevado con nuestro pulgar y  parte de palma, el bulbo sobre elevado desciende al límite que el casco esta preparado para ese momento, a partir de este punto, todo lo que se obligue es forzar los bulbos a niveles que el casco no esta preparado.

 

Si nos fijamos entre la imagen 1 y 2, se aprecia en la 1, como el bulbo del lado derecho de la imagen se manifiesta sobre elevado respecto al opuesto, pero rompiendo con las normas, el punto de inflexión vertical del pie, estaba roto o quebrado en el lado izquierdo, y fue este quien descendió, llevándonos una sorpresa, cuando revisamos la foto 2,  y vemos como el punto de inflexión vertical del pie, se encuentra estable y los bulbos se presentan con mejor disposición.

Este es uno de esos casos donde podemos encontrarnos pesos o cargas en el casco al lado contrario de donde dictamina la conformación de cada extremidad, debido a numerosas causas, bien sean pertenecientes al caballo (internas) o que no pertenezcan al caballo (externas).

El tejuelo o P3 es una estructura flotante por decirlo así dentro del estuche corneo, las numerosas causas que puedan desencadenar que modifique su posición en relación al estuche corneo, hacen que nos podamos encontrar infinidad de situaciones de los cascos, que si no se tienen en cuenta la información que nos brinda la palma del casco, se puedan cometer errores a la hora del recorte muy prejudiciales para el casco-caballo.

 

Las líneas negras muestran ahora un mejor equilibrado y reparto de carga más equitativo en el casco.

 

La línea amarilla cumple con los parámetros que establecemos en el método, y ahora se alinean los factores de la ranilla y su ápice es partido por su mitad.

 

La línea roja muestra como la unión de los bulbos o espiga se manifiesta ahora mas derecha y armónica. Si fuese un caballo vivo,  en sucesivos días o recortes, sino existe otra causa que no corresponda al factor mecánico en base al recorte, esta unión de los bulbos se alineara perfectamente.

 

 

 

Las imágenes 3, 4, 5 y 6 corresponden al mismo casco de la imagen 2, sin modificación en el recorte, tan solo cambiando el ángulo de posición de la cámara.

 

Las imágenes 3 y 4, corresponden cuando analizamos visualmente el recorte, desde un ángulo desplazado hacia la izquierda del que correspondería para este casco en concreto, dando una visión óptica errónea y pareciendo que el talón de la derecha de la imagen, esta muy alto.

 

Las imágenes 5 y 6, corresponden cuando analizamos visualmente el recorte, desde un ángulo desplazado hacia la derecha del que correspondería para este caso en concreto, dando una visión óptica errónea y pareciendo que el talón de la izquierda de la imagen, esta muy alto.

IMAGEN 1

IMAGEN 1

IMAGEN 1

IMAGEN 2

IMAGEN 1

IMAGEN 3

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Imagen 1

IMAGEN 1

IMAGEN 2

IMAGEN 3

IMAGEN 1

IMAGEN 3

IMAGEN 4

IMAGEN 5

IMAGEN 6

IMAGEN 1

IMAGEN 1

IMAGEN 2

IMAGEN 3

IMAGEN 4

IMAGEN 5

IMAGEN 6

Artículo: Caso Dakota. “Periople”.

 

En este articulo se muestran fotos de el antes y después, recortando los cascos siguiendo las premisas del método de recorte de cascos “EQUILIBRIUM”. Pretendemos hacer hincapié, en la importancia de conocer los límites de recorte de ese momento de cada casco, para así poder respetar todas las estructuras y otorgar al casco-caballo el equilibrio y confort que demanda.
En este caso, nos referimos a la hora de escofinar el estrato externo, pared externa o periople. Bien sean realizados en caballos descalzos o herrados. Consideramos realizar el escofinado de la pared externa, solo en los casos que se presenten acampanamientos, no más de 1 centímetro “aproximadamente” desde la base del casco, (perímetro contacto piso), hacia el rodete coronario.
Una de las razones creemos más importantes, realizando el escofinado de la pared externa de esta forma, es simular el desgaste “natural”, que sufren los cascos de los caballos cuando se encuentran en condiciones más-menos idóneas. Esta porción de pared externa, es la que se desgasta cuando los caballos están en movimiento, tanto en la recepción como en el despegue. Consideramos que el trabajo del podólogo-herrador, no debe de superar estos límites en ningún caso, (exceptuando afecciones), puesto que escofinar por encima de estos límites, no hace que la mecánica “movimiento” del casco-caballo tenga modificación. Por lo contrario el sobrepasar estos límites, tiene diversas consecuencias negativas para el casco.
Cuando se escofina la pared externa en exceso, se consigue un resultado en el casco que estéticamente nos puede dar una imagen mejor, pero funcionalmente al casco se le está privando de algunas de sus `protecciones. Los caballos que tienen cubiertas sus necesidades como especie, y por tanto sus sistemas se encuentran dentro de equilibrios adecuados, las paredes del casco se presentaran libres de ceños y acampanamientos.
Unas de las consecuencias más importantes al sobrepasar estos límites son:
.- La pared externa tiene una función muy importante, tanto de preservar la hidratación interna del casco, como de impermeabilizar al casco del ambiente del exterior.
.- se debilita en mayor o menor medida el estuche córneo, teniendo en cuenta que el estrato medio, cumple la función de protección a las estructuras internas del casco, y a esos niveles donde se presentan ceños y acampanamientos, en la mayoría de los casos, la unión dérmato-epidérmica ha sufrido de inflamaciones o rupturas.
.- al escofinar pared externa, incluso en algunos casos llegando casi al rodete coronario, borramos, por decirlo así, la información o lectura que manifiestan las paredes del casco, indicando si han existido desequilibrios, por medio de sus ceños y acampanamientos. Información muy valiosa, (sea nuestra primera visita o sea un caballo que llevamos gestionando años), que nos permite hacer una lectura de los cascos, de la situación o situaciones en las que se ha encontrado durante el periodo de crecimiento de cada casco.

 

IMAGEN 1: Antes de ser recortado. El ángulo podofalángico está quebrado hacia atrás. La alineación de las falanges por su centro articular se encuentra bastante desalineada. La relación palanca-apoyo está bastante estabilizada, la gran capacidad de distorsionarse que poseen los cascos, le han permitido en este caso, compensar el desequilibrio establecido en estos momentos.

 

IMAGEN 2: Después de ser recortado mediante el recorte “EQUILIBRIUM”, basado en una lectura individual de cada casco, respetando todas las estructuras a la hora del recorte que el casco-caballo demanda, dándole los tiempos necesarios para su desarrollo y en este caso también recuperación. Ángulo podofalángico , falanges por su centro articular y relación palanca-apoyo, mejoran notablemente. En medida que la yegua vaya reacomodándose y en sucesivos recortes, iremos consiguiendo un mejor equilibrio y comodidad.

 

IMAGEN 3: Antes de ser recortado. Los miembros presentan desequilibrios latero-mediales y dorso-palmares muy pronunciados.

 

IMAGEN 4: Después de ser recortado, siguiendo los factores anatómicos que presenta cada casco por individual, el resultado es una alineación más adecuada, siempre respetando la conformación de cada individuo.

 

IMAGEN 5: Después de ser recortado. Respetando los límites de recorte de ese momento, el miembro posterior recupera equilibrio, recuperando la calidad de vida de la yegua.

 

IMAGEN 6: Las flechas negras indican hasta donde consideramos que, si es el caso, podríamos escofinar la pared externa. La yegua recupera equilibrio, la mecánica que precisa el casco-caballo “movimiento”, es igual de funcional que si se escofinaran las paredes, con la diferencia que se respeta al casco en su integridad y sus protecciones.

 

 

 

Artículo: Cuartas partes/Barras/Talón.

 

Presentamos un recorte realizado mediante el método de recorte de cascos “EQUILIBRIUM”.
En los estudios que llevamos a cabo en la lectura o información que nos muestran los cascos, vista palmar, cutícula y paredes, concluyen, de la importancia de conocer y comprender adecuadamente todo este conjunto de factores anatómicos, que se manifiestan de diversas formas, alturas, longitudes y calidades. Independientemente de en qué estado o forma se manifiesten estos factores anatómicos, siempre responden con el mismo patrón o metodología, siendo una información “objetiva”, cumpliendo con las necesidades que el caballo este demandando en cada momento o situación en la que se encuentre.

 

Actualmente consideramos que existe un alto porcentaje de caballos que, por diversas causas o combinaciones de ellas, las calidades que presentan sus estructuras vista palmar, se manifiestan deterioradas o ya volatilizadas, causadas por infecciones de hongos, bacterias y podredumbre. Por el diseño evolutivo que han desarrollado los cascos vista palmar, la parte caudal o posterior está más expuesta a permanecer contaminada cuando sus condiciones no son las más apropiadas, (heces, orines, terrenos enfangados), presentándose estas zonas muy infectadas, siendo la causa de que podamos hacer una lectura o interpretación incorrecta de cuál es el límite de recorte de talones, en ese momento para cada situación, o cuáles son los soportes, defensas o protecciones que presentan las barras y actuar en consecuencia a la hora de su desvase, siendo estas de vital importancia, para la estimulación y desarrollo más adecuados de los cartílagos alares y cojinete digital.

 

El casco que presentamos pertenece a un pie con infección de todas las estructuras caudales, incluyendo la ranilla. Sus manos se encontraban infectadas pero en menor grado y menor podredumbre. Es algo lógico, puesto que este caballo vive prácticamente todas las horas del día confinado en un box. Una de las estrategias posibles a las que puede optar para paliar los efectos y el estrés que originan estas situaciones es “mirar por la ventana”, de ahí que sus pies permanezcan más horas en contacto con sus propias heces y orines.

Artículo: Pisada en dos tiempos. “Caso Ginger”.

 

Presentamos un caso de una potra de 5 años que presenta una pisada en dos tiempos en ambas manos. El propietario nos cuenta que ha adquirido la potra hace 2 años y medio y que en este tiempo siempre ha presentado esta pisada.
Mostramos los videos del antes y después de haber sido recortada bajo las premisas del método de recorte de cascos “EQUILIBRIUM”. Los estudios que llevamos a cabo, en una constante evolución en busca del equilibrio físico-mental de los caballos, dan unos resultados positivos y alentadores. Estos resultados vienen dados de la lectura e información que nos muestra cada casco por individual, basado en factores anatómicos, indicando por donde el podólogo-herrador debe de recortar el casco para facilitarle al casco-caballo, el equilibrio y confort que demanda en cada situación y así, poder ayudar a un desarrollo lo más adecuado posible, o como en este caso, un gran reacomodamiento de todas las estructuras a nivel de todo su aparato músculo-esquelético.

 

En el primer video antes del recorte, se puede observar la pisada en dos tiempos que presentan ambas manos.
La extremidad derecha manifiesta dos tiempos muy pronunciados y una gran lateralización del miembro y casco, tanto en estación, como al caminar. Cuando recibe, llega primero el hombro lateral y el talón medial está aproximadamente 3 a 4 centímetros por encima del piso en ese momento.
La extremidad izquierda también presenta dos tiempos, en este caso, poco pronunciado, pero el movimiento del miembro al caminar, se ve obligado a realizar una parábola desde fuera hacia adentro, llegando en algunos pasos a sobrepasar el casco, el centro de la masa del caballo, intentando compensar de la manera mejor posible el desequilibrio adquirido, no tan conformacional.
El segundo video, después del recorte, se realizó al instante de haber sido recortada. Se puede observar como ha habido un gran cambio en los movimientos de los miembros.
La extremidad derecha sigue presentando dos tiempos, ya muy estabilizado. La lateralización del miembro-casco también presenta una mejoría muy notaria, pudiendo desarrollar un movimiento más armónico, un reparto de cargas o pesos en el casco más equitativo y por consiguiente, una estabilización y equilibrado de la extremidad y todo su conjunto.

 

La extremidad izquierda recupera prácticamente la pisada plana. A nuestro modo de ver, es la que más cambio ha presentado, no teniendo que compensar tan exageradamente el desequilibrio del miembro opuesto, sobre todo en el movimiento, despegando y recibiendo el miembro-casco hacia adelante, no teniendo que entrar dentro del centro de la masa o incluso sobrepasándola.
La información o lectura “factores anatómicos” del casco de la extremidad derecha, muestran en este caso, una defensa y compensación en diagonal, presentando el talón medial 8 milímetros más largo que el lateral.
La capacidad de distorsión y compensación que poseen los cascos es impresionante. Hacer una lectura adecuada de la información que nos muestran los cascos, marca una gran diferencia para el caballo, donde sus necesidades mecánicas se cubren de una manera más apropiada, otorgando un mejor equilibrio físico-mental.

 

Recortando mediante este concepto, basado en “factores anatómicos” presentes en todos los cascos, siendo respetuosos con las estructuras del casco a la hora de recortar y otorgando los tiempos necesarios para el reacomodamiento de todas sus estructuras a nivel de todo su aparato músculo-esquelético, conseguimos como en este caso, que la potra recupere equilibrio, salubridad y por supuesto, bienestar. Aunque consideramos, que lo más importante que se consigue es la “PREVENCIÓN” de las afecciones que se desencadenan, cuando el casco-caballo, no tiene un equilibrio adecuado a cada situación.
Los músculos, tendones y ligamentos, que estaban soportando un gran estrés compensando de la mejor manera posible los desequilibrios que presentaba, se liberan de esa carga “compensaciones”, y pueden desarrollar las funciones de equilibrio, soporte, avance y empuje de una forma más apropiada, aumentando su rendimiento.

 

Cabe destacar, que los factores anatómicos que contemplamos en este método, puntos “A” y “B”, se presentaban todavía por debajo de los límites que el casco está demandando; presuponemos que en el siguiente recorte dentro de (25-30 días), consigamos estabilizar el casco en sentido dorso-palmar más adecuadamente y recuperemos un mejor equilibrio en este animal en todo su conjunto.

 

www.r-equilibrium.com

Artículo: Punto de inflexión vertical del pie, (estable, roto o volcado).
 En los estudios que llevamos a cabo en la lectura y funcionamiento de los pies equinos, vamos llegando a ciertas conclusiones. En este caso nos referimos a los tres estados en los que se puede manifestar el punto de inflexión vertical del pie.

Gracias a la información que nos muestra la ranilla y la metodología utilizada para el análisis de esta, en este método, hemos podido establecer un patrón que se cumple en todos los casos, independientemente de la situación en la que se podría encontrar el casco-caballo, y que nos ayudado a comprender él porque y cuando se presenta alguno de estos tres estados, (roto, estable o volcado).

 

La diversidad de situaciones o estados en las que se puede encontrar el casco-caballo, hacen que el “punto de inflexión vertical del pie” pueda presentar estos tres estados. Con efectos totalmente contrarios en el casco. Originando situaciones en las que por ejemplo, se presenta la pared medial más larga o crecida, y el peso o la carga en el casco este alojado de más en su lado medial, o se presente la pared medial más larga o crecida, y el peso o la carga en el casco se aloje de más en su lado lateral.

 

El diseño evolutivo del casco-caballo a desarrollado una mecánica interna un tanto peculiar, en busca de poder contra restar los desequilibrios, defectos o afecciones que se le puedan presentar. Unos de los principales hándicaps con los que deben lidiar, son la diversidad de posiciones que puede presentar P3 en relación al estuche córneo en el trascurso de su vida, (causas varias y muy comunes cuando no se encuentran en estados más-menos óptimos), y otra, que las articulaciones medias y distales de los miembros son planas, y no puedan contra restar los desequilibrios latero-mediales o irregularidades del suelo adecuadamente.
Para compensar de una manera eficiente y equilibrar el caballo en todo su conjunto, se apoyan en sus cascos. Estos poseen una gran flexibilidad, capacidad de distorsionarse y de modificar de posición las estructuras internas y externas, las cuales permiten compensar y lidiar lo más adecuadamente posible, las situaciones o estados a los que se vea expuesto en el transcurso de su vida.


La mecánica integral del casco equino presenta dos estados diferentes, que se adaptan a las necesidades que demanda el caballo en ese momento respondiendo a su situación. Estos dos estados son la “compensación y el soporte”.
Consideramos que abordar un casco a la hora del recorte, sin la compresión y gran diferencia que hay entre “compensación y soporte”, puede derivar a realizar recortes en contra de las necesidades que demanda el caballo en ese momento, o aun más grave, se puedan trasladar pesos al lado contrario de donde dictamina la conformación de cada individuo.

 

Los factores anatómicos que se contemplan en el método de recorte de cascos “EQUILIBRIUM” para abordar el recorte, se manifiestan o posicionan en todas las situaciones, y responden a las diferencias que se podrían presentar (compensación y soporte), o (roto o volcado), teniendo en cuenta todas ellas en su conjunto.


Estos factores se manifiestan en hombro-lumbre-hombro, denominados puntos (1-C-2, equilibrio latero-medial), y en ambas cuartas partes-barras-talones, denominados puntos (A y B, equilibrio dorso-palmar).

 

No considerar a la hora del recorte el diseño evolutivo del casco y sus diferencias de estados conlleva a repartir el peso o la carga en el casco de una forma menos equitativa, generando desequilibrios o afecciones a nivel de todo su aparato músculo-esquelético y por consiguiente desequilibrio corporal.


“El soporte”. Se presenta en los cascos formando 3 pilares, en hombro-lumbre-hombro y ambas cuartas partes-barras-talones, (como si de un banco de tres patas de se tratase). Estos pilares, (dada la gran flexibilidad y capacidad de distorsión que poseen los cascos), les permiten desplazarse hacia cualquier dirección, en busca de compensar y centrar el peso o la carga en el casco de la manera más adecuada posible, respondiendo a las necesidades que demanda el caballo para encontrar un equilibrio lo más acorde a cada situación en la que se encuentre.

 

“La compensación”, es la forma con la que los caballos compensan los desequilibrios, afecciones, defectos de conformación, o las irregularidades que pueda presentar el piso o suelo. El diseño evolutivo del casco siendo abierto en su parte caudal, permite que los talones puedan funcionar por independiente, pivotando entre sí, desde su lumbre, o de sus hombros (está capacidad es posible dado que la parte caudal del casco está compuesta por tejidos blandos, y la unión dérmato-epidérmica en estas áreas, no está conectada a las paredes de P3, se conecta a los tejidos blandos y cartílagos ungulares, siendo estos muy “flexibles”).

 

 

Estos estados que estamos mencionando en los que se podría presentar un casco, nos podrían inducir a que el recorte de un casco fuera laborioso y complicado, creemos que lo simplifica. Basamos el recorte de la pared del casco en cinco áreas anatómicas de este (puntos “1-C-2-A y B”), más una lectura o interpretación adecuada de los factores que contemplamos de la palma, que determinan el límite de recorte de ese momento, independientemente de la calidad, longitudes, alturas o formas en las que se manifiesten.

 

 

El movimiento en sentido vertical de los talones, ya es considerado por Daniel Anz..

 

 

Artículo: Caso “Ginger”. Pisada en dos tiempos.

 

Presentamos de nuevo este caso. Este es el resultado que hemos obtenido en su segundo recorte realizado 26 días después. Estamos muy contentos con la progresión que esta teniendo la potra, aunque confiamos que en este proceso las mejorías vayan en aumento.

 

Tenemos un factor grave en nuestra contra, para una recuperación más positiva. Dado que la parte caudal del casco se presenta muy deteriorada, con talones remetidos y barras prácticamente inexistentes, debido a los incorrectos repartos de peso o carga en el casco. Otro caso en el que se pone de manifiesto, la gran capacidad de compensación que poseen los caballos, aun cuando sus cascos no están estabilizados.

 

Sabemos por la información que nos da el propietario, que esta potra lleva como mínimo dos años y medio en esta situación, y desconocemos la magnitud de las consecuencias que se hayan podido generar.

 

Sigue presentando pisada en dos tiempos, damos por hecho que es muy lógico, puesto que los factores que consideramos del casco para un equilibrio adecuado, siguen por debajo de los límites de recorte.

 

El movimiento al caminar es mucho más armónico, y el reparto de cargas o pesos en el casco ha mejorado notablemente. Hemos conseguido ayudar mediante el recorte, a que el aparato músculo-esquelético obtenga gran relajación y contribuir con el bienestar general.

 

Para seguir el caso, pueden hacerlo en nuestra página web, www.r-equilibrium.com, o por el Facebook , Academia Equilibrium.

La imagen  superior muestra una captura del video en su primera visita antes del recorte.
La línea roja señala la distancia que el talón medial presenta hasta el piso, en el momento que recibe, en este caso el hombro lateral.

La imagen superior muestra una captura del video, en su segundo recorte efectuado a los 26 días. Se puede apreciar como señala la flecha roja, que prácticamente la potra consigue compensar ya su pisada.

Artículo: Relaciones y consecuencias.

 

En este artículo mostramos las relaciones y consecuencias que se producen en el interior del casco, dependiendo que tipo de recorte se realice. El método de recorte que llamamos “X”, para no generar polémicas, es un recorte que hoy en día está extendido y efectuado a nivel mundial. El método de recorte “EQUILIBRIUM”, es el resultado de años de estudio, de numerosos parámetros y factores anatómicos que presentan los cascos de los caballos. Donde como venimos mencionando en otros artículos, varios principios físico-matemáticos en base al equilibrio vienen a él, una vez el casco es recortado, no el recorte va en su búsqueda.

 

Los resultados obtenidos, en las pruebas realizadas en las disecciones a patas muertas, después de ser recortadas mediante diferentes métodos, y sometidas a pruebas de fuerza o carga en la prensa, como resultados y evoluciones en caballos vivos. Concluyen que actualmente se tiene como prototipo de casco perfecto, a ciertas poblaciones de caballos ferales, situadas estas en diversos territorios, como los “Mustangs” de la Great Basin Americana, los “Brumbies” Australianos y manadas de zonas del desierto de Namibia.
Pues bien, el método de recorte de cascos “EQUILIBRIUM”, determina y afirma que este prototipo de casco que en la actualidad se considera correcto, padece de numerosas patologías. Una de las más importantes, ya divulgada por Brian Hampson en Tarragona (2013), componente del equipo de podólogos-veterinarios, biólogos y científicos, liderado por Christopher Pollitt, sobre los estudios que llevan realizados a ciertas poblaciones de caballos ferales en Australia, dicen que las paredes tan gruesas que presentan estos cascos en estas condiciones, vienen dadas por un incremento de cimentación, a lo que se conoce como “cuña laminar”.

 

Las siguientes imágenes muestran el enorme movimiento que se produce en el interior del casco, tanto de las falanges como de los tejidos blandos, al instante de ser recortados y sometidos a fuerzas de carga con la prensa, dependiendo del recorte que se efectúe.

 

Los dos cascos pertenecen a los pies del mismo caballo, el cual presentaba forma y conformación muy similares. Cabe destacar que las pruebas efectuadas a cientos de patas (parejas), siempre nos muestran los mismos resultados.

 

Para las personas que no estén familiarizadas con la terminología:
P3= falange (hueso) situada dentro del casco.
P2 y P1= falanges (huesos) superiores por encima del casco hasta el menudillo.
TFDP= Tendón flexor digital profundo.
Proximal= hacia arriba.
Distal= hacia abajo.
Dorsal= hacia adelante.
Plantar= hacia atrás.

 

La línea negra que indica la linealidad que presenta P3 en la cara dorsal, frente a la línea azul que indica la paralela y linealidad de la pared dorsal del casco. Se puede observar como con el recorte “EQUILIBRIUM”, la distancia entre las líneas permanece estable, manifestando la misma longitud entre las dos (líneas negras cortas).

 

Las líneas azules horizontales muestran: La más larga indica justo el nacimiento del casco, y la más corta indica la posición del proceso extensor de P3. Se puede observar como con el recorte “EQUILIBRIUM” la longitud entre estas líneas es menor, presentándose el proceso extensor de P3 mejor posicionado (más proximal).

 

La línea verde discontinua, situada por encima de la línea azul horizontal larga (nacimiento casco), indica la longitud desde la línea azul hasta el extremo más próximo-dorsal de P2. Se puede observar con el recorte “EQUILIBRIUM”, la longitud es superior dado que P2 queda por encima, más proximal del nacimiento del casco.

 

La línea blanca situada debajo de P3, indica el espesor de palma. Se puede observar con el recorte “EQUILIBRIUM”, el espesor es muy superior, dando una protección adecuada al tejuelo. Conocer los límites de recorte de ese momento a la hora del desvasado, en cada situación en la que se encuentre el casco, otorga la protección necesaria que demanda el caballo, y permite que pueda caminar sin dificultad, por terrenos duros y abrasivos sin ningún tipo de protección podal, (barefoot).

 

Las flechas verdes señalan: una la posición y forma en la que se presenta el TFDP y las otras dos, la línea que forma la unión del cojinete digital y ranilla. Se puede observar con el recorte “EQUILIBRIUM”, el TFDP y la unión de cojinete y ranilla guardan una linealidad armónica y continúa, presentándose estas estructuras sin estrés (presiones adecuadas).
En el método de recorte “X”, el TFDP y cojinete digital y ranilla están sometidos ha grandes estreses (presiones excesivas). Manifestando el TFDP una curvatura muy pronunciada, generando laxitud del mismo. El cojinete digital sufre la misma consecuencia, curvatura (presión excesiva). Tanto el TFDP, como la línea de unión del cojinete y ranilla, guardan una relación directa con la linealidad que presenta la pared dorsal del casco, (presentando las tres partes un efecto de banana). Estos casos (muy comunes), se pueden enmascarar escofinando la pared dorsal del casco, dándole una apariencia “estética” correcta, y decimos estética, pero no funcional, puesto que internamente el casco sufre de consecuencias de alta gravedad, que van en contra de sus necesidades, y esto sucede, cuando no se conocen y respetan los límites de recorte de todas y cada una de sus estructuras a recortar.

 

La línea verde que determina la longitud total del tejuelo (parte distal), es trazada hacia el piso justo en su mitad (centro tejuelo), por la línea verde vertical. Se puede observar con el recorte “EQUILIBRIUM”, esta línea verde vertical en unión con la línea roja, presenta un reparto de la relación palanca-apoyo de 50% palanca, 50% apoyo. Midiendo como muestran las líneas amarillas situadas; una en la unión del extracto medio e interno y la otra en la zona más plantar del talón. Cabe destacar que esta relación se manifiesta en más del 90% de los casos, cuando los factores anatómicos que contemplamos a la hora del recorte, no se encuentran por debajo de los límites que establecemos, independientemente del estado en el que se encuentre el casco en ese momento. Otro dato importante, es que el punto más ancho del casco (vista palmar), en un porcentaje muy alto, coincide con el centro de P3 o tejuelo.

 

Las flechas amarillas en ambas fotos, están indicando la gravedad de las infecciones de ranilla, que en ocasiones (no son tan inusuales), llegan a profundizar hasta el cojinete digital, donde en estos casos obligan al caballo, ha adoptar posturas corporales antalgicas, defendiéndose de las situaciones súper dolorosas que generan estas situaciones.

Artículo: Cojinete digital y cartílagos alares.

 

 

En este artículo mostramos el funcionamiento de las estructuras caudales o posteriores del pie equino, así como las diferencias que se generan dependiendo que tipo de recorte se efectúe en el casco.

 

Para esta exposición, se han utilizado 2 manos del mismo caballo, siempre teniendo mucha precaución, en que las manos presenten desviaciones y estados lo más similares posibles, para que los resultados en las pruebas sean más asertivos y con una mayor fiabilidad. Aunque debemos resaltar que en todas las pruebas realizadas, o bien, las valoraciones posteriores a caballos vivos después de ser recortados, son positivos y siendo estos resultados visibles y palpables a favor del método de recorte de cascos “EQUILIBRIUM”.

 

Si bien todas las partes y estructuras del casco deben de estar en buen estado, equilibrio y armonía, y todas son necesarias para un buen desarrollo del pie equino, creemos con rotundidad que las estructuras caudales o posteriores desempeñan funciones más importantes y especificas, siendo estas áreas anatómicamente más desarrolladas y provistas de mayor número y densidad de tendones y ligamentos.

 

En este caso nos vamos a centrar en el funcionamiento principal del cojinete digital y los cartílagos alares, y la importancia dependiendo del recorte que procuremos en cada situación, para que estas estructuras se posicionen adecuadamente y puedan cumplir sus funciones correctamente.


El video muestra los dos tipos de recorte. Se puede observar como en el recorte “EQUILILIBRIUM”, el cojinete digital y los tejidos blandos adyacentes son abrazados por los cartílagos alares, manteniéndolos en una posición adecuada a cada situación en la que el casco se encuentre. De esta forma estas estructuras son capaces de realizar su función principal, que es la de sostener a la falange P2, de manera que en la inserción de esta con P1, P2 no decaiga hacia abajo, y en la inserción de P2 con P3, P2 no se desplaza hacia arriba. Consiguiendo así la alineación adecuada de las falanges (P1, P2 y P3) en cada situación, y otorgando un correcto funcionamiento de estas.

 

El video muestra también, el momento que se pasa el dedo para mostrar como quedan los cartílagos dependiendo el recorte. En ese momento la prensa esta activada, ejerciendo carga o peso (presión) en la extremidad.

 

La foto posterior muestra las manos del mismo caballo, solamente posadas, sin ejercer ningún tipo de fuerza o presión en ellas. La de la izquierda ha sido recortada siguiendo los limites de recorte que el casco demandaba en ese momento y contemplados en el método de recorte “EQUILIBRIUM”, factores anatómicos vista palmar, puntos (1-C-2 y A-B).


La mano de la derecha ha sido recortada por otro tipo de técnica, llamémosla “X”.


Se puede observar la gran diferencia en la posición del cojinete digital y cartílagos alares. A la izquierda, recorte “EQUILIBRIUM”, los cartílagos alares se ciñen a las falanges, arropando al cojinete digital, no permitiendo que este se expanda y desparrame. A la derecha, recorte “X”, los cartílagos alares se abren separándose de las falanges, permitiendo que el cojinete digital se expanda y desparrame, no cumpliendo su función principal.

La imagen posterior muestra la posición que presentan las estructuras internas del casco, dependiendo que tipo de recorte se efectúe. Se puede observar mediante las líneas rojas, como el cojinete digital en el recorte “EQUILIBRIUM” queda más proximal. De esta manera, en la posición en la que se encuentra, consigue desempeñar adecuadamente una de sus principales funciones, la de sostener a P2 y se produzca una alineación correcta de las falanges.


En el recorte “X”, el proceso extensor de P3 queda de 7 a 8 milímetros más distal que en el método “EQUILIBRIUM”.
El tendón flexor digital profundo presenta una curvatura superior (mayor laxitud), frente al recorte “EQUILIBRIUM”.
La concavidad palmar que presenta el recorte “X” es prácticamente nula, frente al recorte “EQUILIBRIUM”, que presenta una concavidad palmar bastante adecuada, la cual permite que cuando el casco recibe (carga el peso al caminar), haya una expansión adecuada de la caja cornea, procurando un sistema de amortiguación optimo y evitando en muchas pisadas, que haya un contacto directo con el área palmar que protege al tejuelo o P3, evitándole de sufrir excesivas concusiones, siendo estas de alta gravedad, sobre todo cuando el espesor de la palma es inferior al que debería de presentar el casco en ese momento. De esta forma el peso recae sobre las estructuras del pie que están diseñadas para ello. La carga activa recaerá sobre la muralla interna y en carga pasiva entrara en contacto parte de la palma y ranilla, todo dependerá del terreno por el cual camine y la velocidad a la que lo haga.

LOS PELOS DEL BORDE CORONARIO.

 

En los estudios que llevamos a cabo sobre el pie equino, vamos llegando a ciertas conclusiones que muestran información muy valiosa, del estado en que se pueda encontrar el casco en ese preciso momento, nos referimos a como se presentan los pelos justo por encima del borde coronario. Si bien la correcta lectura y comprensión de las paredes del casco, nos dan información de que ha sucedido o sucede en este momento, mediante la disposición y como de pronunciados se presenten los ceños, (todo dependerá a qué altura se manifiesten estos), de la situación y estado en el que se encuentran las estructuras internas del pie.


En nuestra página web (www.r-equilibrium.com) o nuestra página de Facebook (academia equilibrium), mostramos diversos artículos, entre los que se encuentra el caso “Dakota- el periople”, donde se muestra la importancia de respetar esta estructura, y sus correspondientes beneficios o consecuencias.


La lectura y valoración de los pelos del borde coronario, nos muestran si existe algún exceso de presión en el casco en ese preciso momento. La información que manifiesta las paredes del casco por debajo del rodete coronario, es tan importante o más, pero no responde a la situación de este mismo instante en el que estamos valorando el casco (exceso de presión), sino que corresponde a etapas o situaciones anteriores.

Independientemente de la situación o estado en el que se encuentre el casco, cuando las presiones y repartos de carga o peso son adecuadas a la situación en la que se encuentra, (exceptuando casos mínimos “alta gravedad”), los pelos del borde coronario se manifestaran acostados o acomodados sobre la pared del casco. Mientras que cuando las presiones y reparto de carga o peso en el casco, no son adecuados debido a la situación o la realización de recortes inadecuados, los pelos se mostraran despegados, erizados o empinados de las paredes del casco, determinando que esa área o áreas están sufriendo de exceso de presión.

Casco antes de ser recortado. En la imagen superior se puede apreciar, como los pelos por encima del borde coronario se presentan despegados, erizados o empinados, en las áreas que señaliza la línea roja, debido a la situación o estado en la que se encuentra el casco en ese preciso momento.

Casco después de ser recortado bajo las premisas del método de recorte de cascos “EQUILIBRIUM”. Se puede apreciar como una vez se recorto el casco, y al instante que este tomo contacto con el piso o suelo, el reparto de carga o peso en el casco se normalizo casi por completo, permitiendo que los pelos del borde coronario en las áreas señaladas, se manifiesten acostados o acomodados a las paredes del casco. Este es uno de los pocos casos que no se ha conseguido normalizar todos los pelos, (área de los bulbos, flecha negra), es lógico pues la información que nos mostraba el casco, nos indicaba que presentaba ángulo palmar negativo, estos casos graves necesitaran de uno o dos recortes más hasta su estabilización.

Articulo: Cutícula y paredes del casco.

 

Uno de los resultados que más nos ha sorprendido con el método de recorte de cascos “Equilibrium”, ha sido la fusión que presentan los cascos de estas dos estructuras (cutícula y pared del casco), cuando se consigue estabilizar la mecánica del casco mediante el recorte, procurando al casco las necesidades mecánicas que el caballo demanda en ese momento.

Si bien hay muchas causas que predisponen a que un casco pueda desestabilizarse, como una gestión nutricional inadecuada, estrés, intoxicación o cualquiera que sea la causa (desequilibrio), que provoque que la unión dérmato-epidérmica y el conjunto de las estructuras internas del casco se vean comprometidas, y sean causa de que la fusión de la cutícula y pared no sea la adecuada, los resultados obtenidos son muy alentadores, y concluyen en que un recorte apropiado a cada situación, es crucial para que esta fusión se manifieste correcta.

La capacidad de compensación que poseen los cascos es francamente majestuosa, (si el desgaste o recorte son adecuados), y les permite compensar de una manera muy eficiente los desequilibrios que se le puedan presentar que no tengan que ver con la mecánica, cuando estos no son de alta gravedad y persistentes.

Imagen derecha:

 

Casco normalizado. Se puede apreciar como la cutícula y casco se funde o fusionan en una sola estructura, prácticamente no se diferencian estas.

Imagen derecha:

 

Casco normalizado. Se puede apreciar como la cutícula y casco se funde o fusionan en una sola estructura, prácticamente no se diferencian estas.

Imagen derecha:

 

Casco desestabilizado. La cutícula se presenta deshilachada abordando la pared del casco, las dos estructuras no se fusionan y no presentan linealidad.

Imagen derecha:

 

Casco desestabilizado. La cutícula y casco se presentan comprimidas, debido en este caso a la infosura crónica que padece y un recorte o desgaste inapropiado para la situación en la que se encuentra en este momento.

Artículo: recorte de talones “factores anatómicos puntos (A y B)”.

 

En los estudios, pruebas, análisis y experiencias, vamos dando cuenta que el recorte de los talones en el casco, puede tener diferentes longitudes a lo largo de la vida de dicho caballo. Esto se debe por diversas causas, en las que el casco del caballo debe de compensar de la mejor manera posible.

 

Estas causas pueden ser internas, pertenecientes al caballo o por algún elemento externo. Independientemente de cuál sea el origen, los cascos y todo el aparato músculo-esquelético se ven envueltos en luchas de compensaciones.

 

Hasta el momento hemos dado cuenta, que determinar el recorte de cada talón en base a sus paredes, por algún criterio en base a la ranilla (esta estructura puede presentar tres aspectos, sobre-estimulada, atrofiada o infectada y volatilizada), o en base a la suela “esta estructura en un porcentaje alto de caballos se manifiesta deteriorada (ambientes húmedos, barro , suciedad, estimulación inapropiada, nutrientes).

 

Cualquiera de estos tres criterios citados para el recorte del talón en la mayoría de los casos nos conduce a realizar un recorte de talón erróneo, y por tanto dista de cubrir las necesidades que el caballo demanda en ese momento.

 

El método de recorte de cascos “Equilibrium”, establece que el recorte de cada talón, independientemente del estado que presenten las estructuras del casco (paredes talón, ranilla, suela), se realiza en base a la correcta lectura de la información que proporciona el casco vista palmar, en las áreas de cuartas partes, barras, talón.

 

El recorte del talón lo determina la barra siempre en ascendente en unión con el talón, recortada o desvasada esta en el “límite de recorte de ese momento”, determinando lo que denominamos punto “A”. El punto “B” se ubica en las cuartas partes.

 

La barra es la única estructura que prácticamente en el 100% de los casos, aunque el estado de la palma y de ella misma se manifiesten con graves infecciones de hormiguillo por ejemplo, se es capaz de definir y realizar el recorte de la barra correctamente y otorgar al caballo la longitud de talón que demanda en ese momento.

 

En las ocasiones que la barra es inexistente, (son pocas las veces que la infección la degrada por completo o el recorte de ellas fue muy negligente), la metodología que utiliza “Equilibrium”, apoyada en los factores anatómicos presentes en las áreas de hombro-lumbre-hombro, puntos 1-C-2, más los parámetros finales del recorte, facilitan que se pueda recortar con exactitud el talón en cada momento.

 

Las siguientes imágenes muestran recortes de talones en base al criterio de las barras, en casos más-menos graves, donde la infección por hormiguillo está presente en los cascos.

Artículo: Factores de la palma.

¿Dónde recortar el casco para su aplomado?. ¿Cómo poder cubrir mejor las necesidades que demanda el caballo dependiendo del estado o actividad que realice?.

 

Si bien el método de recorte de cascos “Equilibrium” se basa en factores anatómicos vista palmar, que indican por donde el casco quiere ser recortado, otorgando al caballo la comodidad que precisa, ajustada a la situación en la que se encuentre en ese momento. Uno de los principales puntales, es el haber conseguido establecer un método de la lectura de la palma y las paredes del casco, basado en factores anatómicos que nos indican la posición de P3 en relación al estuche córneo, la ubicación en la palma de la unión dérmato-epidérmica, el perímetro exterior de P3 o tejuelo, y el espesor de palma que pudiera a ver en cualquier punto de su área palmar.

 

Creemos que la única forma de poder determinar con exactitud estas estructuras, dada la gran diversidad de estados, (patologías, remodelaciones, reacomodamientos de las estructuras internas), en los que se pueda encontrar un casco, es mediante la lectura por individual de cada casco, de los factores anatómicos que se manifiestan, o por medios tecnológicos sofisticados.

 

Como mencionamos, si bien el recorte está basado en factores anatómicos y siempre se ejecutara del mismo modo, (recortar por donde el casco indica), este responderá siempre a la situación que cada caballo necesite en cada momento, presentándose los factores anatómicos en base al recorte, de diferentes formas, alturas, longitudes o calidades. Todo dependerá de su estado o situación.

 

Lo que consideramos de suma importancia es el conocer los factores anatómicos, para evaluar posición y estado de las estructuras internas del casco que mencionamos. Puesto que esta información es vital por dos motivos principales:

 

.- Para entender y comprender, el por qué los factores anatómicos en base al recorte en ese momento se presentan así, y a su vez, el entendimiento de que partes del casco en ese momento puedan estar actuando como defensa o protección, pudiendo respetarlas y cubrir las necesidades que demanda el caballo con mayor eficacia.

 

.- cuando conocemos el interior del casco y los espesores de palma que presentan, haciendo una valoración del conjunto de los factores que contemplamos en el método, podremos decidir con mayor eficacia que tipo de calzado cubriría de mejor manera sus necesidades. O bien cuando trabajamos con caballos descalzos, si el casco esta preparado para caminar por cualquier tipo de terreno, una transición más acorde al estado de ese momento o si sería más aconsejable algún tipo de bota en la transición o por los defectos o patologías ya establecidas en el caballo que hagan indispensables el uso de estas.

 

Las siguientes imágenes muestran valoraciones de la palma para determinar donde están ubicadas la unión dérmato-epidérmica, punta de tejuelo o P3 y espesor en las áreas indicadas con el número en milímetros.